Tiempo de comunicaciones rotas

Tiempo de comunicaciones rotas

lunes, 2 de febrero de 2015

#G30LEER, EL NUEVO NÚMERO DE LA REVISTA LEER YA ESTÁ A LA VENTA EN KIOSCOS Y LIBRERÍAS

SE NOS OCURRIÓ casi en vís­pe­ras navi­de­ñas. Empe­zar a cele­brar los 30 años que cum­ple LEER en este 2015 con un número ambi­cioso: una cata, sig­ni­fi­ca­tiva pero sin voca­ción de canon, en el pai­saje edi­to­rial espa­ñol. Treinta nom­bres en la trein­tena para los 30 años de LEER. La idea ini­cial era incluir no sólo a escri­to­res, sino tam­bién a edi­to­res, libre­ros, ilus­tra­do­res… Com­pri­mir un pano­rama tan amplio en una nómina tan deli­be­ra­da­mente breve se nos hizo impo­si­ble, así que deci­di­mos con­cen­trar­nos en el terri­to­rio de la escri­tura. Y ense­guida nos dimos cuenta de que tam­poco iba a ser fácil. Pero per­se­ve­ra­mos: los que hace­mos LEER redac­ta­mos e inter­cam­bia­mos lis­tas per­so­na­les hasta con­fi­gu­rar una colec­tiva (y exce­siva); tacha­mos nom­bres con más o menos (dis)gusto, y suda­mos tinta para cerrar una nómina cohe­rente y consistente.
 
Como toda selec­ción de esta natu­ra­leza, esta lista tiene algo de capri­choso. Se ha pres­cin­dido de algu­nos nom­bres que ya vie­nen sonando mucho y de otros que están pre­sen­tes implí­ci­ta­mente en este #G30LEER a tra­vés de com­pa­ñe­ros de sello, movi­miento o sen­si­bi­li­dad. Reite­ra­re­mos el tópico “no están todos los que son” para cal­mar sus­cep­ti­bi­li­da­des –si es que esta­mos en con­di­cio­nes de herir alguna–. De lo que esta­mos segu­ros es de que el equipo de pro­fe­sio­na­les y cola­bo­ra­do­res de LEER, enca­be­zado para la oca­sión por Maica Rivera y Marta Caba­llero, ha apun­ta­lado una nómina plau­si­ble que con­forma un dis­curso pro­pio y ofrece un pano­rama muy apro­xi­mado de los derro­te­ros de la crea­ción lite­ra­ria y la refle­xión escrita en España. Una gene­ra­ción –o una con­den­sa­ción de gene­ra­cio­nes, com­pri­mi­das por la ace­le­ra­ción de la expe­rien­cia deter­mi­nada entre otras cosas por la revo­lu­ción digi­tal– que ha hecho de la Red y sus deri­va­dos una pla­ta­forma más de su expre­sión lite­ra­ria. Escri­to­res vin­cu­la­dos en muchos casos a un pequeño uni­verso edi­to­rial emer­gente, el de los sellos inde­pen­dien­tes, que está insu­flando ener­gía y opti­mismo a un sec­tor que lleva dema­sia­dos años con la cabeza entre las manos.
 
Desde las pági­nas de este pri­mer número de 2015 de LEER mira­mos al futuro de la mano de algu­nos auto­res que, cree­mos, escri­bi­rán –que están escri­biendo– las pri­me­ras pági­nas de la his­to­ria de la lite­ra­tura espa­ñola del siglo XXI. La cata, insis­ti­mos, carece de arro­gan­cia y es sus­cep­ti­ble de ser ampliada y enmen­dada. Pero hemos que­rido mojar­nos, y esta­mos con­ven­ci­dos de que los que están son, y que repre­sen­tan el enco­mia­ble entu­siasmo voca­cio­nal de los escri­to­res de hoy.
 
El lite­ra­rio es un terri­to­rio par­ti­cu­lar­mente vul­ne­ra­ble a la vola­ti­li­dad del con­texto cul­tu­ral actual. Y en este orden de cosas decla­rarse escri­tor, y prac­ti­carlo como lo hacen los miem­bros de nues­tro #G30LEER, es un acto heroico de resis­ten­cia. Por eso nos ali­nea­mos con ellos y arran­ca­mos nues­tro 30º aniver­sa­rio en su pri­vi­le­giada com­pa­ñía, que encar­nan en por­tada Matías Can­deira, Elena Medel y Jorge Bus­tos recreando para el obje­tivo de Ricardo Torres el car­tel de la muy gene­ra­cio­nal pelí­cula Reality Bites. Sus toda­vía inci­pien­tes tra­yec­to­rias –unas más que otras–, sus logros, inquie­tu­des y tes­ti­mo­nios con­for­man un número de LEER lla­mado a per­du­rar, que estará dis­po­ni­ble en quios­cos y libre­rías de toda España a par­tir del pró­ximo lunes 2 de febrero.
BORJA MARTÍNEZ

No hay comentarios: