Tiempo de comunicaciones rotas

Tiempo de comunicaciones rotas

miércoles, 17 de diciembre de 2014

FRAGMENTOS: LO MEJOR DEL AÑO 2014 EN EL PANORAMA MUSICAL ESPAÑOL

Al contrario que el año pasado, en esta edición han sido menos los discos que me han llegado a mi domicilio para que los reseñara, lo que sin duda, indica que la crisis ha tocado fondo en el panorama indie español, en donde la mayoría de las ocasiones son los propios grupos quienes se financian la grabación y promoción de sus trabajos. El escasísimo nivel de ventas de cd’s, camisetas y demás merchandising, hacen prácticamente imposible sostener una ilusión que si no tiene respaldo en un razonable espacio de tiempo, lastra las ilusiones más bizantinas de unos artistas que necesitan ser escuchados más allá de la familia y los amigos. Triste panorama el del indie español que, sin embargo, año tras año se revitaliza en la multitud de Festivales que hay a lo largo y ancho de la geografía española, y que cada vez más, se van desplazando más allá de las fechas veraniegas. Ese es el haber más importante con el que cuenta hoy la industria española de la música, al que habría que añadir la presencia, cada vez más continuada y numerosa, de grupos españoles celebrando conciertos en países europeos o latinoamericanos; un espacio donde Vetusta Morla vuelve a reinar con luz propia, si exceptuamos el último trabajo de Amaral.
 
A pesar de todos estos contratiempos, los canales habituales de difusión siguen estando en pie, y no solo eso, sino que conscientes de la situación, amplían cada vez más el número de grupos que pasan por ellos, pues son el único y mejor sustento de promoción de este tipo de música. Hoy por hoy, los músicos españoles son unos auténticos supervivientes, a los que cabría tildar de héroes por la cantidad de obstáculos que deben sortear a la hora de hacer aquello que más les gusta: MÚSICA.
 
Desde este blog cultural llamado Fragmentos, aportamos nuestro subjetivo punto de vista al universo onírico, lleno de música, del mal nombrado panorama de la música independiente española. Y este es el resumen de lo escuchado y lo vivido a lo largo del año. De todo ello, nace esta lista de lo más destacado del 2014.
 
Mejor álbum de estudio (grupos): Vetusta Morla, La deriva, porque una vez más, los madrileños han sabido construir un concepto musical donde sus letras y su música van al unísono de los tiempos que nos están tocando vivir, uniendo a ello, una inmensa capacidad de comunicación y de empatía con su seguidores, lo que los hace casi inmortales. Hoy por hoy son el grupo español por excelencia.
 
Eladio y los seres queridos, Orden invisible, al demostrarnos que el sentido de sus letras y las melodías de su canciones van ganando con el tiempo. Sin duda, en su último disco han sabido encontrar el equilibro perfecto entre deseo y realidad, donde la totalidad de sus canciones de su, Orden invisible, así lo atestiguan.
 
Mejor canción: Vetusta Morla, Golpe maestro, por ser un bucle radioactivo de canción protesta del siglo XXI que, sin embargo, se transforma en más hiriente y esclavizadora dentro de nuestras conciencias cuando escuchamos: "robaron las antenas, la miel de las colmenas, no nos dejaron ni banderas que agitar. Cambiaron paz por deudas, ataron nudos, cuerdas". Letra que se conforma en un perfecto símil de lo que estamos viviendo, pues el mundo se ha convertido en ese Gran Hermano que ya nos vaticinó Orwell hace ya demasiado tiempo; Golpe Maestro es una canción a la que Vetusta Morla adereza de un ritmo trepidante que no deja ninguna razón para la duda de la fuerza que posee el grupo.
 
Mejor concierto en directo: Vetusta Morla en la Sala La Riviera de Madrid, pues se mostraron directos y reivindicativos, intensos y convincentes, envolventes y entregados, así salieron Vetusta Morla a un ruedo en el que parecía que estaban tomando la alternativa, pues, una vez más, se vaciaron al máximo sin dejar una gota de su esencia y su música en los camerinos. La presencia de la que hacen gala, Vetusta Morla, sobre los escenarios, es tan impactante como demoledora.
 
El grupo Arcana Has Soul en la Sala el Sol de Madrid, porque pusieron de manifiesto el porqué de la atención que la formación está empezando a despertar en todos los medios. No hace falta más que escuchar este último disco, Easy living room, para darnos cuenta que la cosa va en serio, y que estamos ante una de esas formaciones diferentes y geniales que, cada mucho tiempo, ven la luz en el panorama musical español.
 
Mejor grupo emergente: hay algo único y especial en este conjunto de canciones que nos propone la francesa Stéphanie Cadel, porque su propuesta musical es alegre, divertida —como de fiesta— con momentos brillantes como la versión de Para ti de Paraíso. Una combinación de estilos y ritmos en los que sus canciones se convierten en verdaderos reyes-sol, pues todas ellas aceptan la luz como perfecta compañera de viaje. Un viaje en el que hay globos aerostáticos enganchados a maletas que nos invitan a perder el contacto de nuestros pies con la tierra firme, pues esa es una de las cualidades de este Chanson du voyage, la de imaginar y volar más allá de las letras y la notas de unas canciones que a veces nos recuerdan a las melodías de los alegres años veinte, y otras rezuman una profunda nostalgia de los mejores momentos de lo que en su día se llamó canción francesa a secas, sin olvidarnos del jazz, el pop o el reggae.
 
Mejor cantante masculino: aquí Pucho de Vetusta Morla se lleva la distinción, pues sus dotes de frontman en directo suben y suben sin parar. Es un magnífico escaparate del grupo que, además, no flaquea después de dos horas de concierto.
 
Mejor cantante femenina: un año más, Lourdes Trujillo, frontwoman de Arcana has soul, pues una vez la hemos visto en directo solo podemos reafirmar todas las cualidades resaltadas en anteriores ocasiones. Su voz está muy bien trabajada y es un privilegio para la música española contar con una artista de su talla y dedicación a la música. Toda una estrella con luz propia, sin duda.
 
Mejor músico y compositor: ELE y su Summer rain, porque es un reto superado y un sueño hecho realidad, pues contiene en su conjunto la impronta de las grandes canciones fabricadas con el alma. Si el góspel es importante para la culpable de este maravilloso repertorio de composiciones, Elena Iturrieta (ELE), el soul y el folk no lo son menos, pues su profundo piano y su voz con alma negra, son las perfectas compañeras de viaje de este gran disco. Disco redondo y equilibrado en el que se nota el empeño de los sueños que necesitan hacerse realidad, lo que, en este caso, ELE sin duda ha conseguido.
 
Elena Iturrieta es toda una realidad del panorama musical español, pues esa fuerza interior que tan bien trabaja la va a llevar muy lejos, tanto como ella quiera, dado que el talento que transmite en cada canción es más que sobresaliente.
Ángel Silvelo Gabriel.

No hay comentarios: