Tiempo de comunicaciones rotas

Tiempo de comunicaciones rotas

lunes, 7 de diciembre de 2009

CHAMBAO Y SU RELACIÓN CON EL CHILL OUT



Mi relación con este grupo malagueño se retrotrae al año 2003, cuando me regalaron sus dos primeros cedés: Flamenco Chill (2002) y Endorfinas en la mente (2003). La música de estos dos trabajos es un intento de fusionar el flamenco y su guitarra con la música electrónica denominada chil-out. Una combinación, que ellos llenaron de una gran variedad de matices, y que a mí siempre me evocaron el afán de la búsqueda de la libertad. Digo ésto, porque sobre todo las canciones de sus Endorfinas en la mente, fueron una gran fuente de inspiración para terminar de escribir mi segunda novela, Estaciones, y más concretamente su último capítulo, donde el protagonista de la misma, huye en busca de los reflejos dorados, a una playa sin nombre, grande, extensa y solitaria, como la que recorren Lamari, Eledi y Dani en las fotos de su segundo trabajo. Al otro lado de esas maravillosas playas andaluzas, está Marruecos y su cultura, impactante, inquietante y siempre sorprendente. Una frontera que Lamari cruzó en sus últimos trabajos, mezclando sonidos árabes con denuncia social.

Estos días, Chambao ha terminado su gira americana tocando en el glaciar Perito Moreno de la Patagonia argentina, acompañados únicamente por el sonido de la brisa y el ruido del agua golpeando las rocas. Esta noticia me ha devuelto a su música (mezcla de fusión entre alegría y cercanía), anterior a sus últimos trabajos ya más conocidos, y donde Mª del Mar Rodríguez (Lamari) ya es un icono de la música con mensaje y compromiso social. Sin seguir muy de cerca sus últimas creaciones, y advirtiendo las ausencias en las mismas del músico holandés Henrik Takkenberg y sus compañeros Eledi y Dani, me quedo con esos sonidos iniciales, donde la sencillez, y para mí, originalidad a la hora de mezclar los instrumentos más clásicos con los electrónicos más avanzados, les hicieron inconfundibles y únicos, pues fueron capaces de crear sonidos llenos de una limpia espiritualidad.

Accedo a su página web y veo que la última noticia anuncia que se despiden de todos sus seguidores hasta finales de 2010, con lo que imagino será una vuelta con nuevo trabajo. Pero también, nos anuncian que nos dejan saboreando su aventura titulada: Chambao, en el fin del mundo" (Navidad 2009).

No hay comentarios: